• Twitter
  • Facebook
  • RSS Feed

miércoles, 14 de agosto de 2013

Guía para la Feria de Málaga

1 comentario:
 
Nueva guía alternativa para la Feria de Málaga 2015 – Porque la mayoría piensa que la Feria de Málaga no es ni flamenca, ni folclórica sino una simple verbena discotequera, aquí os dejo unos consejos e itinerario para disfrutar de una verdadera feria andaluza.





  1-      Romería Urbana a la Basílica de la Victoria desde el Ayuntamiento:

Es el momento cumbre del folclore malagueño. Se aconseja no pegarse el pasón la noche antes tras los fuegos artificiales para así “madrugar” y estar cerca de las 11 de la mañana en frente del ayuntamiento de Málaga.


Allí se dan cita todo un elenco de caballistas malacitanos además de los amantes de las costumbres malagueñas. Es el día en que más mujeres se visten de gitana, malagueña (de gala o de faena) o marengas; así como la jornada en que más hombres lucen trajes de corto, campero o rondeño.


La comitiva siempre se retrasa entre 10 y 20 minutos. Es entonces cuando el abanderado sale a la escalinata acompañado del alcalde para ondear la bandera verde y morada. Ante ellos se interpreta el himno de España y el de Andalucía para después tocar unas malagueñas mientras un ejemplo de grandes depositarias del arte popular las bailarán ataviadas con trajes tradicionales.

Los coches de caballos, equinos y otras carrozas comienzan su singular romería hasta la estatua del Marqués de Larios donde se iza la bandera de la ciudad y se vuelven a interpretar himnos. No es raro que una panda de verdiales inaugure la semana de fiestas con un baile y cante.

Como el año pasado, se mantiene el recorrido original por Carretería y por la Plaza de la Merced. Subirá por la calle de la Victoria hasta alcanzar el santuario.

Por el camino, los coros cantan desde los carruajes o a pie y la gente se anima a bailar sevillanas, rumbas o malagueñas (es el día más fácil de verlas y escucharlas).


Una vez en el Compás de la Victoria tendrá lugar una ofrenda floral al exterior para la Virgen Patrona de Málaga. En el interior comenzará la célebre misa con una gran peculiaridad: todas las oraciones, en lugar de ser recitadas, se cantan al son de palos de Málaga: malagueñas, verdiales, tangos de Málaga, etc…

Una vez concluida, corresponde bajar al centro mientras dejamos a los caballos a los lados de la calle de la Victoria y los grupos van cantando mientras abren las primeras botellitas de Cartojal.


 -      Feria del Centro: 

   La Feria del Centro no es sólo descamisados, gente en chanclas, borrachos y discotecas tocando reggaetón desde las 2 de la tarde…. Es mucho más. Hay ciertos enclaves que nadie debería perderse:

·         Calle Larios y alrededores:

Por todas estas bocacalles los coros rocieros desfilan cantando tonadas típicas de la ciudad. La gente se anima a cantar y a bailar. Casi todos los días es fácil encontrarse con un buen montón de estos grupos compuestos de hombres y mujeres que con un tambor del Rocío, unas cuantas cañas y alguna pandereta animan el centro. El ayuntamiento también habilita escenarios para numerosas pandas de verdiales.

·         
Colegio del Niño Jesús o el Gaona:

Ofrecen un escenario pintoresco y auténticamente andaluz para comer, beber y bailar mientras se escuchan ritmos tradicionales (casi todo el tiempo).




·         El Pimpi:

Si bien este en un enjambre de tradición durante todo el año, no se debe pasar por una feria de Málaga sin probar el vino dulce de la ciudad rodeado de carteles de antiguas ferias andaluzas, motivos taurinos y barriles. La música de fondo varía entre el flamenco y el pasodoble.




·         Hermandad del Rocío en calle Álamos:

Otro punto álgido donde comer, beber y sobre todo disfrutar de las actuaciones diarias de coros rocieros con sus rumbitas, sevillanas y malagueñas.

·         Peña Juan Breva:

Éstas son palabras mayores… La más antigua de las peñas flamencas presenta a diario en concierto a grandes del flamenco o a jóvenes promesas. En la planta baja se puede comer y beber, en el sótano, disfrutar del buen cante.




    3-      Cortijo de Torres, el Real:

La Feria del centro acaba a las 7 entregando el testigo (después de una pequeña siesta) a la noche en el Real. El calor no aprieta y la comodidad de las mangas y pantalones cortos dan paso a una feria más elegante. Aquí también se puede encontrar la música, comida y ambiente que hace a Málaga ser distinta con una idiosincrasia propia.



·         Casetas familiares:

Hay una serie de casetas típicas donde el ambiente es puramente feriante: mi favorita es sin lugar a dudas La Jarana. Pero también cabe hablar de la Espiga, la Rebotica, el Gazpachuelo, el Portón o el Péndulo. En la Jarana se encuentra la mejor cocina. Ha sido varias veces premiada con el galardón de caseta mejor decorada. La música corre a cargo del grupo Al Alba con sevillanas, rumbas, malagueñas, pasodoble y ya más entrada la noche, algo de pachangueo.




·         Casetas municipales:

Dos: “Flamenco y Copla” y “los Verdiales”. En la primera hay conciertos todas las noches. Conviene mirar horarios y artistas antes de ir. En la segunda, el  folclore aún vivo más antiguo de Europa se da cita hasta bien tarde para repasar los estilos de Almogía, Comares y de los Montes.





·         Peñas:

Muchas peñas resisten con su empeño y esfuerzos por mantener vivas las tradiciones de la ciudad. Se recomienda visitarlas cuando en ellas canten coros rocieros que animen la noche.

·         El Real, por la mañana:

Para disfrutar de los caballos, un buen paseo y mujeres vestidas de gitana hay que ir a pasar al menos un día en el Real y así comer y disfrutar con los grupitos que amenizan las casetas. Después se engancha con la noche y ya hasta que amanezca.




   4-      Málaga Taurina:

·         Para los amantes de los toros conviene reservar entrada con tiempo. Llega la hora de salir de casa y por tanto de revisar si nos falta algo: entrada, pañuelo blanco, abanico de señora para la dama o de caballero para el señor, almohadilla para los más aficionados y radio para seguir a los comentaristas para aquellos con ganas de no perderse ni un detalle. Si tenemos visitantes o nos apetece hacer las cosas al 100% qué mejor que llegar a la Malagueta que en coche de caballos. A la salida, esperando que se haya repartido suerte, picotear algo por el mismo barrio… quizás un buen rabo de toro. ¿Después qué? ¡Pues al Real!





Existe otra Feria, sólo hay que buscarla. ¡Espero que la disfrutéis!




Además también podéis leer:


1 comentario:

  1. Qué grande Feria!!!
    Y lo bien que se come..
    Enhorabuena por el blog.

    Saludos

    ResponderEliminar

El Mundo Es Demasiado Grande

El Mundo Es Demasiado Grande
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff