• Twitter
  • Facebook
  • RSS Feed

sábado, 21 de septiembre de 2013

Ataque terrorista en Nairobi... yo había estado allí

No hay comentarios:
 

       Hoy he recibido un mensaje de una buena amiga keniana. Me preguntaba que si había leído las noticias, que algo terrible había ocurrido. Llegué pronto a casa con ansias de encender mi ordenador y entender lo sucedido. En las portadas de todos los diarios digitales aparecían titulares análogos… una matanza a punta de pistola en el contexto de un ataque terrorista estaba teniendo lugar en ese mismo instante en Nairobi, la capital de Kenia.



      Mi asombro aumentó cuando viendo las imágenes de la tragedia pude reconocer el suelo, las paredes, aquel recinto. En efecto, hace poco más de un año yo estuve con mis amigos paseando y cenando por aquellos grandes almacenes que hoy se han convertido en el escenario de un terrible suceso.

         Uno se estremece al imaginarse que hace cuestión de meses charlaba y reía mientras tomaba algo de comida rápida en esa planta hoy atestada de sangre, víctimas, rehenes y terroristas.

         Esta misma amiga me dice que, en este preciso instante en que redacto estas líneas, conoce a al menos un par de rehenes que siguen sufriendo este secuestro armado. Ya se cuentan más de cuatro decenas de muertos. Es difícil creer e imposible de entender que aquellos titulares impersonales, lejanos y casi ficticios que leemos en los periódicos puedan ser en realidad tan cercanos… o lo que da más miedo, tan inminentes.



          De la identidad de los terroristas poco se sabe. Los testigos dan su versiones: hombres ataviados con turbantes y ropas tradicionales de corte árabe, rasgo somalíes, frases en aquella lengua semita, avisos y oportunidad de escapatoria para los musulmanes… aún no hay nada confirmado, pero esos datos apuntan al grupo terrorista somalí Al-Shabaad, con el que Kenia mantiene una guerra abierta y por los que los primeros ya han atacado en el pasado en Mombasa (en la cosa) y en la propia Nairobi…



           Uno de esos ataques tuvo lugar en la calle principal y más transitada de la capital. Aquella amiga mía recibió un mensaje mientras estaba conmigo; alguien que conocía había perdido la vida en aquel ataque. Ahora los keniano vuelven a tener el alma en vilo hasta que esta nueva pesadilla acabe.


La única conclusión clara es que parece que no hay lugar en el mundo libre de peligro, ya no, hoy no.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Mundo Es Demasiado Grande

El Mundo Es Demasiado Grande
Se ha producido un error en este gadget.
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff